google-site-verification: google8ed2f5b520e6d412.html Leer en mi aula : Wolf Erlbruch, puente entre el adulto y el niño

Translate

martes, 20 de agosto de 2013

Wolf Erlbruch, puente entre el adulto y el niño


Wolf Erlbruch Ilustrador alemán nacido en 1948. Se dedicó a la ilustración para  publicidad. En 1985 ilustró “El águila que no quería volar” del escritor africano James Aggrey que lo escribe con la intención de hacer un fábula sobre el inmovilismo de los pueblos africanos y la necesidad de que despierten y luchen. Esta será la primera vez que ilustra para niños. Al nacer su hijo Leonard se interesará por el libro infantil y  a partir de entonces  escribirá e ilustrará para niños de forma continuada, pues quería que su hijo pudiera leer y sentirse orgulloso de los libros de su padre. Este autor se va a caracterizar por llevar a los niños temas propios de los adultos, presentándoles historias nada comunes en los libros para niños. Se acerca al niño y le plantea cuestiones naturales, morales o filosóficas que le obliguen a reflexionar. Serán, por lo tanto, libros más indicados para los mayores del ciclo de Infantil y para el primer e incluso el segundo ciclo de Primaria, excepto su gran éxito “El topo que quería saber quién se había hecho aquello en su cabeza” que gusta muchísimo a  los niños de Infantil de todos los niveles. En 2006 se le concedió el "Premio Hans Christian Andersen".



 “Leonardo”, Ed. Takatuka. Dedicado a su hijo Leonard, trata de un niño al que le gustan mucho los perros, pero que a la vez los teme. El autor, para ayudarle a combatir el temor, le concede el deseo de convertirse en perro…







“El milagro del oso”, Ed. Lóguez Con unas ilustraciones llenas de fuerza nos cuenta la ignorancia del oso que quiere ser padre y no sabe cómo conseguirlo y cómo va preguntando a diferentes animales que le dan respuestas nada convincentes, hasta que encuentra a una osa. Muy interesante el uso del espacio y los volúmenes. 







 “La gran pregunta”, Ed. Kókinos.Diversos personajes, animales y objetos responden cuál es para ellos el sentido de la vida, según lo que les interesa o conviene a cada uno,  la piedra dirá que “estás aquí para estar aquí”, el hermano “para celebrar tu cumpleaños”, la abuela “para que te mime” la muerte “para amar la vida" y el pato “No tengo ni idea”. El niño lector podrá luego dar su propia respuesta.




 

“Los cinco horribles”, Ed. Juventud. Cinco animales, a los que todos los demás consideran horrorosos, se unen para hacer lo que saben hacer de forma especial. Un libro contra los prejuicios que impone el aspecto físico. Un sapo, un murciélago, una araña, una rata y una hiena. Saben que son feos y desagradables, pero, cada uno tiene un arte y deciden practicarlo. La hiena toca el saxo y el sapo sabe hacer creps... 






 “Por la noche”, Ed. Alfaguara. Un niño despierta a su padre para que le acompañe por la ciudad y ve un mundo absurdo, onírico y lírico, mientras su padre, adormilado, ¡no ve nada! e insiste en que por la noche no pasa absolutamente nada: "Sólo es de noche, nada más“. Se puede leer como un exhaustivo comentario sobre la diferencia entre niños y adultos.









“El pato y la muerte”, Ed. Barbara Fiore. Un pato se da cuenta de que alguien le sigue y al preguntarle quién es le dice que es la muerte. El pato de entrada se asusta, pero la muerte le dice que está ahí por si acaso y comienza a charlar con él, pasear y acompañarle. El pato le hace preguntas que la muerte no sabe responder y acepta más o menos lo que le dice el pato. Viven juntos y llegan a hacerse amigos, hasta que al final el pato muere. Trata de desmitificar, las ideas que de la muerte tiene el niño, que se habrá preguntado en algún momento por su naturaleza y que el autor pretende acepte con naturalidad. Los dibujos tienen un matiz humorístico que resulta algo tranquilizador. No es un libro que yo haya trabajado en mis aulas, pero le reseño aquí porque podría resultar útil para niños algo más mayores y podría dar lugar a un posterior debate y reflexión sobre el tema.






“El topo que quería saber quién se había hecho aquello en su cabeza”, Ed. Alfaguara. Este es el gran éxito de Wolf Erlbruch y otro libro imprescindible en las aulas. Estudio divertido de los excrementos de los animales. Muy humorístico. Con repeticiones, que tanto agradan a los niños pequeños. Trata el tema de una forma curiosa, pues el niño se siente fascinado por la diferencia de formas, colores y contextura de las deposiciones, no termina de explicarse por qué son tan distintas y, de alguna manera, le acerca a los animales y la naturaleza. Para los niños de ciudad resulta todo un descubrimiento y tal vez sea esto lo que le hace un libro tan aceptado y singular. Los dibujos de los animales, siempre grandes y tomados desde ángulos chocantes para ellos, agradan a los niños, y a los maestros nos sirven para incitarles a dibujar utilizando todo el espacio y nuevas perspectivas.






Otro libro de este autor que he reseñado posteriormente "Un oso en el parque de juegos"





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada