google-site-verification: google8ed2f5b520e6d412.html Leer en mi aula : Claudia Rueda, una engañosa sencillez

Translate

miércoles, 25 de noviembre de 2015

Claudia Rueda, una engañosa sencillez


Claudia Rueda nació en Colombia. Estudió Derecho, que combinó con estudios artísticos y se graduó con una tesis sobre derecho romano hecha a modo de cómic. Después de un tiempo abandonó su trabajo de abogada y se dedicó a la pintura y la ilustración. Ha escrito e ilustrado más de una decena de libros, algunos publicados originalmente en inglés. Fue finalista del premio A la orilla del viento de libro ilustrado. Ganó, entre otros, el premio de la Conferencia Anual de la Society of Children’s Book Writers and Illustrators, en Nueva York en 2002 y 2003. Su trabajo se caracteriza por tener una sencillez que sólo es aparente, pues sus historias e imágenes encierran una reflexión y profundidad que la convierten en una ilustradora insoslayable.

Cito aquí algunos de sus libros que he presentado a los niños en mis clases.




“La suerte de Ozu”, Fondo de Cultura Económica. Una historia sencilla, pero con un profundo significado, narrada con imágenes muy limpias y claras que también contraponen su sencillez con la fuerza que trasmiten. Basado en un cuento oriental reflexiona sobre la suerte y la imposibilidad que tiene el hombre de determinar si las cosas que le ocurren son buenas o malas. 



Así lo cuentan en youtube:




“Día de lluvia”, Ed. Océano. Una niña se queda sola en casa. Mientras ve caer la lluvia su gato sale corriendo detrás de un ratón. Ella le sigue hasta el sótano y allí encuentra muchos libros y comienza a mirarlos. En ellos va encontrando objetos, acciones y personajes de los cuentos: 1 zapatilla de cristal, 2 niños perdidos con un trozo de pan, 3 cochinitos huyendo del lobo, 4 músicos trepados unos sobre otros, 5 frijoles a cambio de una vaca… así hasta 10. 
Cuando leímos este libro en clase los niños iban dando los títulos de los cuentos a que hacían referencia las imágenes y cortos textos y les gustaba recordarlos entre todos. Hubo también alguno que desconocían y que me pidieron que les contara. La misma historia de la protagonista está algo emparentada en su comienzo y final con la de Cenicienta. Resultó un estimulante repaso de los cuentos clásicos que nos proporcionó gran disfrute.


Aunque ya saben los lectores de este blog que creo firmemente que los libros deben ser leídos en el formato para el que fueron creados, en este caso el papel, EN ESTA PÁGINA podemos verle entero y apreciar el interés que puede tener para nuestros alumnos o hijos el poder disfrutarlo teniéndolo en sus manos.





“La vida salvaje”, Ed. Océano. Dos pequeños ratones emprenden una excursión en busca de la vida salvaje. Poco a poco van explorando lo que se encuentran. Con un planteamiento similar a la fábula india “Siete ratones ciegos”, recreada brillantemente por Ed Young en su álbum del mismo título que reseñamos en su día.





“Pum”, Ed. Océano. Libro que combina la onomatopeya PUM escrita en las páginas de la izquierda y la aparición de una serie de animales extrañamente dibujados. Parece que algo que se acerca es el causante de ello. Álbum divertido y sorprendente.



“No”, Ed. Océano. Dejo para el final este libro, que considero muy interesante y que gusta a los niños muy especialmente. Álbum muy bien compuesto, con un planteamiento original y muy efectivo que, como digo,  encanta a los niños. De mucha calidad, no dudo en ponerlo en la lista de imprescindibles del aula. Resulta muy efectivo el tratamiento plástico que hace de la nieve, que es siempre, desde los primeros copos que caen hasta las grandes superficies cubiertas del final, de una textura diferente al resto, brillante y muy lisa.

Ha llegado la hora de hibernar y osito no quiere entrar en la cueva. Es más divertido quedarse fuera. De modo que desobedece a su mamá y a todas sus advertencias les dice que no. Pero el tiempo va empeorando…




Luis Daniel González, sólido y entusiasta investigador de literatura infantil y juvenil, informa en su blog “Bienvenidos a la fiesta” que en 2013 Claudia Rueda ilustró un álbum que considera excelente, “Letras robadas”, de Triunfo Arciniegas. Al no estar en ninguna de las Bibliotecas Públicas de Valladolid, todavía no he podido examinarlo. Dejo aquí un enlace a su reseña que ha suscitado mi interés. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario